ArabicChinese (Simplified)Chinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish
DESDE ARGENTINA EL PROFESOR ANTONIO LUIS HUERGA NOS ENVIA SU ARTICULO: EL  COOPERATIVISMO Y EL FUTBOL

DESDE ARGENTINA EL PROFESOR ANTONIO LUIS HUERGA NOS ENVIA SU ARTICULO: EL COOPERATIVISMO Y EL FUTBOL

CURRICULUM


ANTONIO LUIS HUERGA


ARGENTINO– ESPAÑOL RIO

GALLEGOS – SANTA CRUZ

PATAGONIA – ARGENTINA

PROFESOR EN COOPERATIVISMO – TECNICO SUPERIOR EN COOPERATIVISMO

TECNICO SUPERIOR EN COOPERATIVISMO EXPEDIDO POR EL INSTITUTO NACIONAL DE ENSEÑANZA SUPERIOR “JUAN B. JUSTO” SECRETARIA DE EDUCACION

– MINISTERIO DE EDUCACION Y JUSTICIA DE LA NACION DIRECCION NACIONAL DE EDUCACION SUPERIOR

-BUENOS AIRES – ARGENTINA.


PROFESOR EN LA ESPECIALIDAD COOPERATIVISMO EXPEDIDO POR LA ESCUELA PROVINCIAL NORMAL SUPERIOR “REPUBLICA DE GUATEMALA” DEPENDIENTE DEL MINISTERIO DE CULTURA Y EDUCACION DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ

– RIO GALLEGOS – ARGENTINA.


DIRECTOR DE LA ESCUELA DE DEPORTES DE LA LIGA DE FUTBOL DE RIO GALLEGOS ASOCIADA A LA ASOCIACION DEL FUTBOL ARGENTINO (AFA) AÑO 26/05/87 HASTA 30/11/88 –

RIO GALLEGOS – ARGENTINA


DIRECTOR DE COOPERATIVAS Y MUTUALES DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ DESDE 21/11/90 HASTA EL 08/06/91 –

ARGENTINA.


JEFE DEL CENTRO DE EDUCACION COOPERATIVA DEL CONSEJO PROVINCIAL DE EDUCACION DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ DESDE 14/11/85 HASTA 20/02/91

ARGENTINA.


VICE-RECTOR COLEGIO SECUNDARIO PROVINCIAL Nº 16 COSEBA DESDE EL 20/04/95 HASTA SU JUBILACION EL 31/08/98

RIO GALLEGOS – SANTA CRUZ – ARGENTINA.

EL COOPERATIVISMO Y EL FUTBOL: ESTRATEGIAS ASOCIATIVAS PARA EL FOMENTO DE ACTIVIDADES DEPORTIVAS CON MIRAS A LA INCLUSION SOCIAL.

Las recurrentes crisis económicas que padecen los países latinoamericanos hacen que los siempre escasos recursos se destinen a “lo urgente”, quedando sistemáticamente relegado todo lo atinente al fomento y desarrollo de la vida social, cultural y deportiva. Ello se puede advertir en las dificultades para la generación de la infraestructura deportiva adecuada y accesible para la población en general, y en los problemas para el sostenimiento de las organizaciones sociales que desarrollan actividades deportivas y culturales destinadas a generar espacios para contener a los niños y a los jóvenes más desfavorecidos. Sólo instituciones con solvencia económica pueden tener la infraestructura necesaria, pero para la mayoría es muy difícil lograrlo. Los más perjudicados ante esta situación son las personas de bajos recursos, quienes viven en barrios carenciados o zonas marginadas y no pueden acceder a estos espacios.

El futbol es uno de los deportes más populares en nuestra región y de los más sencillos de jugar: en cualquier familia hay un niño con una pelota – del tipo que fuere – para jugar con sus amigos en casa, en un baldío del barrio, una vereda o una calle menos transitada. Para ello establecen sus propias reglas para practicarlo. El deporte, y en particular el fútbol, cumple una función social importante, alejando a los niños de las calles y enseñándoles además valores como el compañerismo, la solidaridad y el esfuerzo.

En este contexto, el Cooperativismo es una herramienta válida y útil para poner en marcha una estructura que pueda tener un rol importante en la organización de la actividad deportiva, siendo un elemento multiplicador e integrador, generando igualdad de oportunidades y justicia social.

De qué hablamos cuando nos referimos al Cooperativismo.

El cooperativismo no es algo nuevo, nació como una reacción a la revolución industrial. Más precisamente, en el año 1844 en Inglaterra se conforma la primera cooperativa denominada “Cooperativa de Consumo de los Probos Pioneros de Rochdale”, que sentó las bases del movimiento cooperativo moderno.

Como ha dicho CHARLES GIDE, uno de los Pioneros Cooperativistas: “EL SISTEMA COOPERATIVO NO HA NACIDO DEL CEREBRO DE UN SABIO O DE UN REFORMADOR, SINO DE LAS ENTRAÑAS MISMAS DEL PUEBLO”.

Podemos conceptualizar a las Cooperativas tomando como parámetro la Declaración efectuada por la Alianza Cooperativa Internacional, que las define diciendo: “Una Cooperativa es una asociación autónoma de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta democráticamente gestionada”.

Las cooperativas se basan en los valores de autoayuda, auto responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad. En la tradición de los fundadores, los socios de las cooperativas sostienen los valores éticos de honestidad, apertura, responsabilidad social y preocupación por los demás.

Como se integra el Cooperativismo con el Futbol.

El cooperativismo puede insertarse en la comunidad para integrar a las distintas asociaciones civiles y clubes que trabajan en el ámbito deportivo y que poseen similares problemas, brindándoles estrategias asociativas que los ayuden a superar sus inconvenientes comunes.

La cooperativa debe ser entendida como un centro innovador de recursos económicos, sociales, culturales y deportivos, cuya inserción en la comunidad sea un motor integrador de hacedores, comprometidos con su destino común.

Para constituir una cooperativa primero debemos analizar las necesidades, problemáticas y potencialidades de cada una de las instituciones deportivas. Los clubes que compartan necesidades, o bien tengan potencialidades complementarias, van a ser los que puedan conformar una cooperativa para beneficiarse mutuamente, así como a su comunidad.

Una de las formas posibles de asociación entre los clubes podría ser unirse para abaratar costos operativos. En tal sentido pueden conformar una cooperativa de provisión que les permita poder adquirir o producir para distribuir entre los clubes a menores costos todos los artículos o implementos necesarios para el desenvolvimiento propio de sus actividades (vestimentas, elementos deportivos, mobiliario, etc.).

Otra posibilidad es asociarse para complementarse entre sí y de esta manera dar más servicios a los asociados. Es el caso de pequeños clubes de la misma zona geográfica que posean infraestructuras complementarias, por ejemplo: un club tiene una cancha al aire libre y el otro posee un gimnasio cubierto, ambos podrían beneficiarse si formasen una cooperativa donde todos los socios pudieran utilizar los dos espacios.

También pueden cooperar para expandir las actividades de sus instituciones, posibilitando ofrecer otros servicios sociales complementarios, como asociarse varios clubes para brindar servicios de asistencia médica, apoyo escolar, capacitaciones con miras a la inserción laboral, etc.

Las posibilidades son infinitas y dependerán de cada caso en particular y de la voluntad de autogestión de los integrantes. A modo de ejemplo: podrán unirse para construir, adquirir o alquilar lugares de entrenamiento, galpones, salas de recreación, oficinas, consultorios médicos para dar asistencia médica primaria a sus deportistas y a sus asociados, locales para establecer bibliotecas y aulas de capacitación; adquirir automotores para brindar por sí mismos y de manera conjunta el servicio de traslado de los deportistas; y cualquier otra actividad que tal vez no podrían lograr por separado. De esta forma no solo podrían abaratar costos y ofrecer mejores servicios, sino que podrían también ampliar sus perspectivas de acción brindando respuestas a necesidades concretas de sus comunidades.

Es importante para cada entidad fomentar el espíritu de solidaridad entre los asociados a fin de crear una conciencia cooperativista. Lo que buscamos es que la Cooperativa sea el centro integrador y un lugar de contención, donde los socios sean solidarios, participativos y comprometidos con la comunidad.

De esta manera se logrará que el cooperativismo y el futbol sean instrumentos de superación para que dejemos de ser meros espectadores y pasemos a ser protagonistas de nuestro porvenir.

Antonio Luis Huerga, Profesor y Técnico Superior en Cooperativismo.

Comenta con facebook

comments